jueves, 4 de marzo de 2010

Como engañe a mi marido

¡Hola! Quiero contarles una experiencia inolvidable que me ocurrio, hace unos años atrás cuando las cosas no estaban bien con mi pareja, y nos pasabamos en discusiones y peleas constante. Una mañana rumbo a nuestros respectivos trabajos, tuvimos una discusion, y yo muy molesta me bajé de su auto, y me fui en taxi hacia la oficina, como comprenderan no tenia ganas de hablarle mucho menos de verlo. Por razones de trabajo en algunas ocasiones se requeria que saliera más tarde de la jornada laboral, motivo que aproveche para serle infiel a mi marido con un compañero que me traia de vuelta y media, por la enorme pinga que tenía. yo tenía una relacion de confianza con este compañero, pero la verdad que cada vez que estaba cerca de él se me pasaba unos pensanientos muy lujuriosos, donde me imagina lo grande y dura que debia tener esa pinga, que se veia marcada en esos pantalones jeans tan ajustados que usaba. Ese día mi compañero de trabajo para consolarme me invito a almorzar y aprovecho para decirme las ganas locas que tenia de estar conmigo, que si yo queria me podia llevar a mi casa, y le dije que si, al llegar la hora de la salida, me fui con el en su auto, y el empezó a pasar sus manos entre mis piernas y eso me encendio, que también empecé a tocarle su pinga y esta tan dura que solo me provoca tenerla en mi boca y mamorlo hasta enloquecerlo. Yo le sugerí que fueramos a un parque donde ivan algunas parejas a romancear y cuando llegamos alli, rapidamente le bajé el zipper y cuando ví esa enorme pinga, grande y gruesa empecé a mamarla tan rico que el me agarraba la cabeza para que no parara de mamarle, el se puso tan caliente que queria meterme su pinga en mi chucha grande y peluda, nos fuimos al sillón de atras y alli me le senté encima y cuando sentí esa verga grande y gruesa dentro de mi no me importaba el tiempo, ni marido ni nada, cabalguè sobre él que sensación tan rica, y cuando me dijo que se venia me metí su pinga a la boca y se vino dentro de ella, que experiencia no la podré olvidar jamás. Me dejó cerca de mi casa, y al llegar estaba mi marido esperandome, claro le dije que estaba que me tocó quedarme mas tiempo en el trabajo, pero el no me creyó, empezó a acariciarme, y me dijo que iba al baño que lo esperara desnuda, yo me asuste porque acababa de mamar a mi compañero de trabajo y rapidamente saqué una pastilla de menta para que no me sintiera el aliento, y me pregunto, ¿Por qué tienes una menta en la boca?¿es que estabas con otro verdad? y yo lo neguè rotundamente, nunca me imagine que eso desataria en mi marido tanta pasion, el imaginarse que yo venia de estar con otro hombre, esa noche me hizo el amor como nunca, después de tanta existencia de èl le confesé todo lo que hice esa noche inolvidable con mi compañero de trabajo, y mi marido descubrio lo tanto que le excita imaginarme con otros hombres que tengan la verga grande y gruesa dandome placer, ahora nuestras peleas se acabaron, y cuando hacemos el amor solo tengo que relatarle esa noche inolvidable que viví con mi compañero de trabajo.

Escrito por Anonimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada